El número de ballenas azules se eleva considerablemente
en el Parque Nacional Bahía de Loreto

Fotografías cortesía Richard Jackson

En celebración del Festival de la Ballena Azul de este año, hablamos con Mariana Salgado, guarda parque y bióloga del Parque Nacional Bahía de Loreto (PNBL) y también con Bryan Olachea, investigador del CICIMAR quien se encuentra realizando una investigación sobre esta especie en el parque.

Tanto Bryan como Mariana confirmaron un sorprendente resultado tras un día de investigación de ballenas a mediados de febrero, cuando lograron identificar 13 ejemplares de ballenas azules, principalmente en el extremo sur del parque. Una de las ballenas fue una hembra identificada por primera vez en 1985 y nuevamente en 2014. El año pasado, el número total de ballenas para toda la temporada fue de 13, y el año anterior fue de 11. La mayor parte de la temporada de la ballena azul en Loreto es febrero y marzo. Bryan informó que, hasta el 13 de marzo, al menos 20 ballenas azules diferentes han sido identificadas esta temporada, un aumento del casi 50% sobre el total del año pasado. Y tradicionalmente, más ballenas continúan llegando a mediados y finales de marzo. También comentó que el equipo de investigación aún no ha examinado muchas de las fotos que han tomado, por lo que el número podría ser mayor.

Mariana señaló que las corrientes de agua fría este año parecen haber aumentado considerablemente la cantidad de krill en el parque, que es fuente principal de alimento para las ballenas azules. Nos comentó que el día en que identificaron 13 ballenas también observaron a las ballenas dándose un banquete con krill en la superficie del agua.

Las ballenas azules individuales se pueden identificar visualmente mediante marcas en sus colas, por sus aletas dorsales o por alguna clase de moteado y diversas manchas en la superficie de su piel. Cuatro investigadores del Centro Interdisciplinario de Ciencias del Mar (CICIMAR) en La Paz están aquí la mayor parte de la temporada para identificar ballenas individuales y también para recolectar muestras de excremento y mucosidad que se usan para estudios de ADN y otros análisis biológicos. Los estudiantes trabajan con la investigadora de ballenas de renombre internacional, Dra. Diane Gendron.

Fotografías cortesía Richard Jackson

Mariana declaró que desde 2014, la Dra. Gendron ha entrenado a capitanes de panga de la localidad y otros observadores de ballenas en las técnicas de observación pasiva de las ballenas azules, “resultando absolutamente en una experiencia más íntima” para el público. Al ver una ballena cerca, los motores de los botes se apagan. En lugar de perseguir a las ballenas, como era la práctica común, se les permite a las ballenas emerger pacíficamente y alimentarse en silencio, lo que a menudo resulta en seis o siete avistamientos en lugar de uno o dos, y las ballenas a menudo nadan en un gran círculo alrededor de los botes de observación y se acercan mucho más. “Da a los visitantes la oportunidad no solo de verlas y tomar fotos, sino también de escucharlas respirar, lo que es una experiencia inolvidable” comentó Mariana. Las ballenas azules pueden pesar hasta 190 toneladas y medir casi 30 metros de longitud.

Mariana también les recuerda a los posibles observadores de ballenas que, las regulaciones del parque están diseñadas para proteger a las ballenas y otros animales salvajes y para mejorar la experiencia de observación para todos. Se requiere que los capitanes de los barcos estén entrenados y tengan un permiso de observación de ballenas, generalmente indicado por una bandera roja en el barco, aseguró además que alrededor de 60 capitanes locales tienen el permiso. Puntualizó que los botes, kayaks y tablas de pádel no están permitidos para la observación de ballenas, mientras que el uso de drones sobre ballenas, leones marinos o aves requiere un permiso especial de investigación. Para respetar la privacidad de los visitantes del parque, también recomienda que los drones tampoco se usen en las cercanías de las playas inhabitadas.

Un útil video educativo que explica las regulaciones y sugerencias de observación de ballenas fue publicado el 10 de febrero en la página de Facebook del Parque en el Parque Nacional Bahía de Loreto. ¡Disfrútalo!

Pospuesto el Festival de Cine

Fotografía del personal Eco-Alianza

Tomando en cuenta las recomendaciones de medidas preventivas para la salud pública de la Organización Mundial de la Salud, el Festival de Cine “Un Mismo Océano” programado para el 20 y 22 de marzo, se pospone hasta el 16 y 17 de octubre del presente año. Esperamos proyectar las mismas películas anunciadas con anterioridad; para las personas que hayan comprado boletos estos pueden ser usados en octubre o bien pueden solicitar a Eco-Alianza su reembolso. Lamentamos la incomodidad y apreciamos tu comprensión en estos tiempos difíciles.

Donación de casa en Loreto para el beneficio
de los esfuerzos de investigación científica

Fotografía del personal de Eco-Alianza
Jim Gries entregando el título de propiedad al presidente ejecutivo de Eco-Alianza, Hugo Quintero.

Jim Gries, residente de Loreto y simpatizante desde hace mucho tiempo de Eco-Alianza, asegura que tiene un aliado nato en nuestra organización, ya que considera que está firmemente comprometida a favor de preservar la flora y fauna del ambiente la región de Loreto; además de que también apoya la práctica de la pesca y el turismo sostenible en Loreto. Como muchos estadounidenses que residen aquí, Jim se sintió atraído por Loreto debido a la extraordinaria pesca deportiva que se puede practicar y la belleza del desierto. ¡Eso fue hace 40 años!

Cuando Jim visitó Loreto por primera vez en 1980, cuenta que había una señal en la carretera que indicaba una población de 3,000 habitantes, en el pintoresco pueblo de pescadores. Desde mediados de los años 70, había hecho muchos viajes de pesca deportiva a Cabo del Este y pensó que probaría suerte más al norte, tras haber escuchado grandes historias sobre la pesca en Loreto. Descubrió que la reputación de la pesca deportiva de la ciudad era, en todo caso, subestimada.

“Con pocas opciones de hoteles, generalmente me hospedaba en el Oasis o en el antiguo Hotel Misión”, dice Jim, “había pocos restaurantes, fue difícil encontrar una carretera pavimentada y rara vez se veía un vehículo motorizado de algún mexicano”. Estaba encantado de encontrar una población “amable y servicial, y los guías de pesca nos advirtieron sobre las prácticas depredadoras. Los estadounidenses y los canadienses a veces bromeaban entre ellos sobre identificar la agencia gubernamental responsable de elegir qué familia mexicana era responsable de cuidar de nosotros”. Para el cambio de siglo, Jim ya estaba convencido. “Me jubilé, compré un terreno en Loreto, bosqueje un plano preliminar para una casa y contrate para el trabajo al Arq. Jesús Cortés”. Jim nació en Connecticut, lejos de los desiertos, pero descubrió su atractivo en Tucson en 1960. “Mi padre había aceptado una invitación como jefe del departamento en la Universidad de Arizona”, dice. “Conduciendo un automóvil de mi familia rápidamente me enamoré del desierto de Arizona”. Una semana más tarde regresó al Este, a Harvard, por cuatro años, sin embargo, retornaba en los veranos para realizar caminatas por el desierto. Para luego regresar a una estancia de tres años asistiendo a la Facultad de Derecho de la Universidad de Arizona.

La carrera de Derecho de Jim comenzó en la Abogacía General de la Marina de los Estados Unidos, sirviendo en Vietnam y Japón, obteniendo su baja del ejército en San Francisco; después de ahí solicito su pasantía ante el presidente del Tribunal Supremo de California, quien lo acepto para una residencia de un año. Los asistentes jurídicos funcionan como personal central para toda la corte, así como del presidente del Tribunal Supremo, dice Jim, y antes de que se completara su año, fue cambiado a un puesto permanente.

Ahora, jubilado, Jim divide su tiempo entre San Francisco y Loreto. Se ha desempeñado como voluntario en el Ballet de San Francisco “durante décadas”, y dice que está listo para dejar un legado aquí en Loreto y apoyar la próspera relación de las “Reservas Hermanas” de Eco-Alianza con el Sistema de Reserva Natural de la Universidad de California (UCNRS). La casa de Jim en Loreto servirá casi de inmediato como un lugar de hospedaje para los investigadores científicos que ya pronto comenzaran a llegar, a través de proyectos de investigación de posgrado que se trabajan en colaboración con universidades y centros de investigación científica de México y Estados Unidos.

“Obviamente, el compromiso y la generosidad de Jim son remarcablemente extraordinarios”, “esto no podría haber llegado en un mejor momento, ya que los investigadores empezaran a llegar este año”, comentó Linda Kinninger, Tesorera de la Mesa Directiva de Eco-Alianza. “El alojamiento proporcionara de inmediato un elemento de bienvenida a la relación que se expande rápidamente de Eco-Alianza con UCNRS, y no podríamos estar más felices”, agrega. “Las maravillas naturales de Loreto serán bien presentadas por la amable y generosa donación de Jim”.

Personal de Eco-Alianza recibe capacitación en
investigación y conservación de tortugas marinas

Fotografía del personal de Eco-Alianza

A principios de febrero, varios miembros del personal de Eco-Alianza dieron seguimiento a la capacitación sobre la conservación de las tortugas marinas participando en un taller de excursión. “Don Chuy”, entrenador del Grupo Tortuguero de Las Californias pasó un día completo enseñando las técnicas para capturar, identificar, medir, marcar y liberar tortugas marinas en el Parque Nacional Bahía de Loreto (PNBL).

Dentro de un permiso especial de las autoridades, el equipo viajó a Isla Coronados y colocó redes submarinas para capturar tortugas marinas, revisando las redes cada hora asegurando de que la vitalidad de las tortugas capturadas. Aunque observaron varias tortugas en su viaje, la excursión resultó en una sola captura.

Fotografía del personal de Eco-Alianza

Pero, casualmente, fue una muy especial. Casi todas las tortugas que anidan en PNBL son las conocidas comúnmente como Tortugas Verdes / Prietas (Chelonia Mydas). La tortuga capturada, sin embargo, era una Tortuga Carey (Eretmochelys Imbricata), capturada cerca de la isla Coronados. Las poblaciones de tortuga carey fueron diezmadas a mediados del siglo XX cuando se puso de moda usar monturas de gafas y peines elaborados con su hermoso caparazón. Después de liberar a la tortuga de la red, el personal de Eco-Alianza la llevó cuidadosamente a tierra y aprendieron las mejores técnicas para pesarla, medir su caparazón, observar su estado y registrar todos los datos en una hoja de datos estandarizada.

Antes de liberar la tortuga marina al mar, colocaron en su aleta una etiqueta numerada de metal e inyectaron un chip escaneable debajo de su piel, similar al microchip de identificación que los veterinarios colocan en perros o gatos para identificarlos.

De acuerdo con Hugo Quintero, presidente ejecutivo de Eco-Alianza, la sesión de entrenamiento fue un paso importante para el desarrollo de las capacidades del programa de conservación de tortugas marinas de Eco-Alianza. Durante varios años, Eco-Alianza ha trabajado con las autoridades del parque y ha contratado monitores locales de playas para registrar los resultados de la anidación de tortugas marinas en las playas del área. Sin embargo, además de apoyar los programas de monitoreo, Hugo explicó que Eco-Alianza busca desarrollar un programa de investigación y conservación de tortugas marinas para obtener conocimiento sobre las poblaciones de tortugas aquí y trabajar para mejorar las condiciones de anidación y alimentación de las tortugas, desarrollando una base de datos precisa en coordinación con el parque, con otros investigadores y grupos de conservación de tortugas marinas.

Grupo Tortuguero, con sede en La Paz, es una red de individuos y grupos en ocho estados mexicanos a lo largo de la costa del Pacífico y en el Golfo de California. Incluye 20 grupos o comunidades en Baja California Sur. Entre las áreas principales de su programa se incluyen la conservación de tortugas marinas, monitoreo de playas, investigación y educación ambiental. Para más información, visite grupotortuguero.org

El Parque Nacional Channel Islands celebra su aniversario 40

Fotografía cortesía de Tim Hauf, timhaufphotography.com

El 5 de marzo el “Parque Hermano” de Parque Nacional Bahía de Loreto (PNBL) celebró su 40vo. aniversario con presentaciones, actividades especiales y eventos de conmemorativos. Al igual que el PNBL, el Parque Nacional Channel Islands (CINP) contiene cinco islas protegiendo a una asombrosa variedad de flora y fauna en las aguas que las rodean. Considerado por algunos como “Las Galápagos de América del Norte”, en el CINP habitan más de 140 especies que no se encuentran en ningún otro lugar de la tierra. Una población de más de 100,000 focas y leones marinos llaman hogar al Parque y donde también las Ballenas Azules hacen su residencia de verano.

El superintendente del parque, Ethan McKinley, dirigió una serie de actividades en ese día especial, entre estas, conferencias, narraciones, películas, recorridos por los muelles de los parques, así como una venta de plantas nativas. Los biólogos del parque con el equipo de monitoreo de bosques de algas marinas demostraron técnicas de monitoreo a largo plazo que utilizan para comprender mejor la salud del medio marino.

Fotografía cortesía de Tim Coonan
La zorra de la isla, nativa del CINP, no se encuentra en ningún otro lugar del mundo y es del tamaño de un gato doméstico.

A finales de 2016, bajo el programa de Parques Hermanos Internacionales del Servicio de Parques Nacionales y la CONANP, el CINP se convirtió oficialmente en el Parque Hermano del PNBL. Acuerdo en el que Eco-Alianza fue pieza clave, se formalizó con una firma en Hawái, en la reunión cuatrienal de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Los científicos marinos de CINP tienen una amplia experiencia en iniciar y rastrear con éxito las zonas de reabastecimiento de la pesca, tal como las designadas subzonas del Programa de Manejo del PNBL, revisado y aprobado recientemente, y que amplió el número de dichas subzonas dentro del Parque de 2 a 15. El estado de Parque Hermano hace que el éxito del PNBL forme parte de la misión del CINP cuya dependencia ya ha ofrecido su asistencia al Parque Marino de Loreto.

Con 40 años de éxito de conservación en su haber, incluido el desarrollo de una pesquería sostenible, el aniversario del CINP ofrece mucho que celebrar tanto para los residentes humanos como biológicos de Loreto. Para obtener más información, visite http://www.nps.gov/chis.

 

 

“Notas de la Naturaleza” es una nota corta mensual que detalla algunas de las maravillosas actividades estacionales que tienen lugar.

Fotografías cortesía de Tom Haglund/BCS Birds
Fotos de arriba a la izquierda en el sentido de las manecillas del reloj.
Una minuciosa inspección de sus formidables garras;
Acarrear con una sola garra un lenguado no es gran cosa para un Gavilán Pescado;
Pelea a muerte entre una palpitante Tilapia y un Gavilán Pescador;
Nuestro amigo en un dilema conforme el sol se pone y cae la noche.

Por Tom Haglund

Todos saben que cuando decimos: “El que mucho abarca, poco aprieta”, es que asumimos un proyecto más grande de lo que podíamos hacer. Muchos depredadores han incorporado mecanismos contra esto. Por lo general, pueden deshacer la situación de haber tomado demasiado para manejar. Esto es, demasiado para tragar, demasiado difícil de matar, demasiado movido para agarrar, demasiado grande para cargarlo y trepar un árbol o de repente parece más peligroso de lo que se supone. Vomitar, abandonar e incluso huir son esquemas de rescate que pueden darle a un depredador fallido otra oportunidad.

Los Gavilanes Pescadores a veces no tienen la opción de presionar el botón “Deshacer” para corregir un agarre inadecuado. Sus garras son perfectas para agarrar presas resbaladizas y en movimiento sin ninguna opción para soltarlas. Esos ganchos largos y profundamente curvados son herramientas unidireccionales. La textura de las almohadillas y la profundidad de las curvas se combinan para hacer que el agarre sea más fuerte cuando está a prueba -No más débil. Cuando uno de estos ejemplares intenta soltar su captura, el aleteo del pez empuja esos temibles puntos cada vez más profundamente en su propia carne. El Gavilán Pescador simplemente no puede cambiar de opinión sobre la selección de presas. Demasiado grande para cargarlo y volar, una vez atrapado, puede ser una sentencia de muerte para él mismo.

En esta ocasión, en la bahía en Guerrero Negro, nos encontramos con un Gavilán Pescador que se había aferrado a un pez demasiado pesado para volar y vimos al ave rapaz frustrada, sintiendo que la marea aumentaba y sin poder elevarse como un cañón, como debió haber sido. Nunca vimos el pez. El Gavilán todavía estaba de pie allí cuando la última luz del día se desvaneció y tuvimos que irnos. Por la mañana no había señales de ellos y, por supuesto, teniendo el lujo de poder inventar cualquier final que quisiéramos, le concedimos su escape para que volara lejos del problema.

Acontecimientos de Eco-Alianza